Vereda de la Estrella - Laguna de las Calderetas

estrella-calderetas0002 estrella-calderetas0003 estrella-calderetas0004 estrella-calderetas0005 estrella-calderetas0006 estrella-calderetas0007 estrella-calderetas0010 estrella-calderetas0016 estrella-calderetas0017 estrella-calderetas0021 estrella-calderetas0022 estrella-calderetas0026 estrella-calderetas0028 estrella-calderetas0029 estrella-calderetas0031 estrella-calderetas0032 estrella-calderetas0033 estrella-calderetas0034 estrella-calderetas0035 estrella-calderetas0037 estrella-calderetas0040 estrella-calderetas0048 estrella-calderetas0050 estrella-calderetas0052 estrella-calderetas0053 estrella-calderetas0054 estrella-calderetas0056 estrella-calderetas0057 estrella-calderetas0062 estrella-calderetas0065 estrella-calderetas0066 estrella-calderetas0067 estrella-calderetas0068 estrella-calderetas0071 estrella-calderetas0072 estrella-calderetas0074 estrella-calderetas0075 estrella-calderetas0076 estrella-calderetas0081 estrella-calderetas0085 estrella-calderetas0086 estrella-calderetas0087 estrella-calderetas0089 estrella-calderetas0090 estrella-calderetas0091 estrella-calderetas0092 estrella-calderetas0093 estrella-calderetas0095 estrella-calderetas0097 estrella-calderetas0098 estrella-calderetas0100 estrella-calderetas0102 estrella-calderetas0104 estrella-calderetas0105 estrella-calderetas0108 estrella-calderetas0109

Dejamos los coches en la orilla del río ya que el aparcamiento del merendero situado en la zona en la que confluye el Barranco de San Juan con el Genil está lleno. Los inicios nuestros son fulgurantes, con sensación de tener prisa por llegar a no se dónde. Salimos por la Vereda de la Estrella, se trata de un camino muy bien marcado y que serpentea por lomas y barrancos del margen izquierdo del Genil, durante una hora la marcha es animada, Tomamos un pequeño camino que sale a la izquierda de la vereda y nos llevará al vadillo del río y al Puente del Burro, donde se sitúa un refugio de pescadores y pastores llamado el Refugio del Vadillo. Al cruzar el puente seguimos un camino que comienza a subir por la larga Cuesta de los Presidiarios, preciosa subida entre pinos de repoblación, de hora y cuarto aproximadamente de duración, que nos lleva al Refugio de la Cucaracha. Es una subida suave por los grandes zig-zags que realiza el camino además nos proporcionará unas magníficas vistas de las caras norte de la sierra. Llegamos a la Cucaracha sin apenas enterarnos de la subida.
Ascendemos por la loma atravesando los pinares, hasta alcanzar una explanada, donde hallaremos una vereda que va por la divisoria de la Loma del Calvario. Es necesario poner atención en encontrar dicho camino, ya que por la zona aparecen otras veredas hechas por el ganado que nos pueden llevar a confusión.
Menos mal que encontramos un nacimiento de agua pues, aparte de las fuerzas, también escaseaba el agua.
La vista era espectacular, con el Valdecasillas, el Valdeinfierno y el Valle de las Machas a nuestra derecha. La Alcazaba, el Veleta, el Mulhacén y el Puntal de Vacares se elevaban majestuosamente ante nosotros. El camino nos llevará a los Prados de Vacares, tras atravesar la Cuesta de la Barraca y la cabecera del Barranco de Lucía.
Una vez en el collado de Vacares, situados en la cuerda que atraviesa Sierra Nevada de Sur a NE., y en la que están enclavatos todos los picos de 3.000 metros, desde el Caballo al Picón de Jérez (menos el Pico del Tajo de los Machos y Cerrillo Redondo), podremos observar en dirección Este y bajo nosotros la Laguna de Vacares; la más profunda de Sierra Nevada. Para alcanzar el PUntal de Vacares, seguiremos la cuerda en dirección Sur hasta coronar la cumbre.
El camino a la cumbre lo podemos hacer por la afilada y peligrosa arista que nos conduce directamente a ella en dirección Sur. O bien, desde el collado bajamos unos metros para seguir una senda marcada que va por debajo de las peñas de la arista, y que transcurridos unos metros desaparece. En este punto, subiremos por la loma del puntal atravesando un terreno de lajas sueltas, hasta donde se inicia el puntal de verdad, para desde aquí llegar a la cumbre. Por un camino o por otro, tardaremos una media hora. Desde aquí nos dirigimos a las espectaculares lagunas de las Calderetas donde pasaremos la noche.
Al día siguiente emprendemos la marcha hacia la laguna de la Mosca subiendo cerca del Puntal del Goterón y siguiendo el camino marcado por el gran bazar de la Alcazaba. La Mosca es un lugar que impresiona, debido a su situación bajo los grandiosos tajos del Mulhacén y la Alcazaba, que prácticamente ocupan todo nuestro campo de visión. En ella abundan las cabras Montés. Desde este lugar sale un sendero descendente en fuerte pendiente, que por momentos es hasta peligrosa, pero se ve recompensado por las magníficas vistas de la Alcazaba y el Mulhacén y las cascadas de agua que podemos observar desde la vereda. El siguiente punto de interés son las Minas de la Estrella, ya abandonadas, poco después llegaremos a la confluencia de caminos por el que bajamos al vadillo el día anterior. El resto de la ruta es como la subida del día anterior.

 

CRISTOBAL POYATO
F O T O G R A F I A