Dehesa del Camarate, "El Bosque Encantado"

camarate 09nov2012 0198  AMAPOLA camarate 09nov2012 0194  AMAPOLA camarate 09nov2012 0189  AMAPOLA camarate 09nov2012 0186  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0175  AMAPOLA camarate 09nov2012 0174  AMAPOLA camarate 09nov2012 0170  AMAPOLA camarate 09nov2012 0163  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0158  AMAPOLA camarate 09nov2012 0153  AMAPOLA camarate 09nov2012 0146  AMAPOLA camarate 09nov2012 0142  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0141  AMAPOLA camarate 09nov2012 0139  AMAPOLA camarate 09nov2012 0138  AMAPOLA camarate 09nov2012 0117  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0116  AMAPOLA camarate 09nov2012 0113  AMAPOLA camarate 09nov2012 0105  AMAPOLA camarate 09nov2012 0086  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0085  AMAPOLA camarate 09nov2012 0079  AMAPOLA camarate 09nov2012 0073  AMAPOLA camarate 09nov2012 0059  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0051  AMAPOLA camarate 09nov2012 0049  AMAPOLA camarate 09nov2012 0047  AMAPOLA camarate 09nov2012 0038  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0037  AMAPOLA camarate 09nov2012 0034  AMAPOLA camarate 09nov2012 0028  AMAPOLA camarate 09nov2012 0022  AMAPOLA
camarate 09nov2012 0013  AMAPOLA camarate 09nov2012 0119  AMAPOLA camarate 09nov2012 0087  AMAPOLA camarate 09nov2012 0203  AMAPOLA
La Dehesa del Camarate (término municipal de Lugros) es unos de los rincones más hermosos del Parque Nacional de Sierra Nevada, con uno de los mejores bosques mixtos mejor conservados de toda Andalucía.
Se encuentra en la vertiente norte de Sierra Nevada. Es una reliquia casi intacta que ha sobrevivido milagrosamente a la mano del hombre y a los desastres naturales.
Por encima del bosque se encuentran varios tresmiles: el Picón de Jérez (con su loma y miradores), Juntillas, Cervatillos/Covatillas, Los Cuartos y el maravilloso conjunto del Lavadero de la Reina y las cascadas del Covatillas.
Contrasta este húmedo bosque entre la semi-desértica llanura de la Hoya de Guadix y la alta montaña de Sierra Nevada.
Cuenta con una biodiversidad botánica de primera magnitud (arces, robles melojos, cerezos silvestres, quejigos, serbales, tejos, majuelos...)

La finca del Camarate ha sido dehesa de reses bravas hasta hace pocos años, en que fue comprada por la Junta de Andalucía e incorporada al Parque Nacional. Los toros y sus familias se encargaron de mantener alejados a los curiosos y al bosque en perfecto estado de revista, lo que nos ha dejado como resultado el bosque caducifolio más rico y mejor conservado de toda Andalucía Oriental.
Aquí se llega desde el pueblo de Lugros, al que habremos llegado desde Purullena y tras pasar Marchal, Beas de Guadix y Polícar. Llegando a la altura de Lugros, y antes de que la carretera baje y cruce el barranco del Río Alhama, sale a la derecha, junto a unas naves ganaderas, un carril que continúa paralelo al río, hasta que se introduce en su valle un par de kilómetros más arriba. Por ahí continúa unos 4 km hasta la entrada de la finca, es la Cañada Real de los Potros, una de las vías pecuarias que unen Granada con Jaén, hasta esta entrada es posible llegar en vehículo, pero es mejor dejarlo junto a una de las alamedas de este tramo.
Llegamos así al pórtico que da entrada a La Dehesa del Camarate, estamos en el paraje conocido como Horcajo del Camarate. Es a partir de ahora cuando entramos en el “Bosque Encantado”.
Este bosque nos remite a tiempos pasados ya que se trata de un bosque húmedo primitivo, típicamente mediterráneo, una reliquia que se mantiene casi inalterada en estos insólitos y bellos lugares, y que debemos preservar a toda costa.
Entramos en los dominios del Cortijo del Camarate por una pequeña cancela que cerraremos tras nosotros, tomamos un perdido sendero que asciende con dirección SSE por el paraje de Las Hacillas, las primeras rampas son más exigentes, pero conforme ganamos altura el sendero se torna mas cómodo y ámplio, poco a poco comenzamos a tener unas vistas impresionantes sobre el valle del Río Alhama.
En breve alcanzamos la divisoria de La Loma del Espino, seguramente ya nos habremos topado con alguna res y su ternero, no nos faltaran e incluso nos acompañaran durante el paso por la explotación ganadera, es muy importante no molestarlas ni acosarlas, los espacios se abren y el bosque se torna en pradera y piornal, alcanzamos un camino un poco más marcado que continua ascendiendo primero hacia el S y después al SW, para alcanzar la máxima cota del día de hoy, unos 1743 m.
Frente a nosotros hacia el W en la otra vertiente del Río Alhama, se levantan las ruinas y cobertizos para el ganado del Cortijo del Camarate bajo el Cerro de los Carneros, y vislumbramos también nuestro camino de vuelta. En esta parte junto al río es donde el tiempo se detiene y nos deja deleitarnos con sus murmullos, cánticos, olores y colores. Seguimos un tramo junto al río buscando uno de tantos lugares que hay para reponer fuerzas y descansar. Debemos desandar este tramo y seguir la marcha hacia el SW ascendiendo una pendiente ligera pasaremos entre las edificaciones del cortijo ya con dirección N. Llegamos a un collado donde se enlaza con el camino que baja de la cabecera del Río Alhama, por donde pasa el sendero Sulayr, lo tomamos con dirección SW, después de cruzar el Arroyo de la Rozas viramos al N, llegando al pórtico de entrada después de unos cuarenta minutos de descenso, volvemos por la pista que continua hacia el N, por donde pasamos hace unas horas y donde dejamos el coche.

Dificultad: fácil
Distancia: 13,58 km
Desnivel acumulado: 629m
Tiempo: 6 horas con paradas más que obligadas.
Ruta circular

 

Ayuda