Sierra de Gredos (Subida a los picos Galana y Almanzor)
Slideshow

gredos5179
gredos5192
gredos5194
gredos5196
gredos5197
gredos5198
gredos5199
gredos5200
gredos5202
gredos5203
gredos5204
gredos5206
gredos5207
gredos5208
gredos5210
gredos5211
gredos5212
gredos5214
gredos5215
gredos5216
gredos5219
DSC08091
avila01
Avila078
GREDOS24-10-08105
Avila079
GREDOS24-10-08104
GREDOS24-10-08106
GREDOS24-10-08107
GREDOS24-10-08108
Avila082
Avila089
Avila094
GREDOS24-10-08113
GREDOS24-10-08115
GREDOS24-10-08116

La Galana (2564 metros) - Pico Almanzor (2592 m) Dificultad: Alta

Descripción de la ruta

Muy próximo al Refugio Elola localizaremos el letrero que nos indica el camino a seguir para subir a La Galana. La senda empieza a coger desnivel al empezar la Canal de los Geografos. Más adelante llegaramos a un cruce de canales, enfrente nuestro aparece la Canal Negra, que lleva hasta el Collado que hay entre el Ameal de Pablo y el Risco Moreno, y la Canal de los Geografos continua por la izquierda, que es la que seguiremos. La cuesta empezara a coger mas desnivel y no dejara de hacerlo hasta que ascendamos la Canal de los Geógrafos.

Una vez hayamos ascendido la Canal de los Geografos llegaremos a un paso de grandes rocas en donde tendremos El Ameal de Pablo (2.509 msnm) a nuestra derecha, y unos metros más adelante el rellano del Ameal de Pablo.

El rellano del Ameal de Pablo es una preciosa pradera en la que hay una pequeña laguna a los pies del Ameal de Pablo y en la que es bastante frecuente la presencia de cabras montesas, aunque nosotros no tuvimos suerte. Desde aqui ya podemos observar La Galana Desde el rellano se abre a nuestros ojos un auntentico espectáculo, en dirección Norte el valle del Gargantón, al sur-oeste el Cuchillar de los Ballesteros, más hacia el sur el Pico Almanzor y al este dos colosos de granito: El Risco Moreno (2.499 msnm) y el Ameal de Pablo (2.509 msnm). Una vez repuestos del esfuerzo reemprenderemos la marcha iniciando la subida, en zig zag hacia la Portilla del Venteadero (dirección Oeste). Su ladera, también muy empinada, está formada por piedra suelta y hay que subir con precaución ya que resbala bastante. En pocos minutos llegaremos al Venteadero, en donde cambiaremos nuestra trayectoria siguiendo en dirección Norte.
El paisaje cambia de fisonomía, estando formado por grandes rocas por las que es bastante fácil avanzar. Pocos metros más adelante nos encontraremos con que nuestro camino se ve interrumpido por un pronunciado corte a plomo que nos separa de nuestro objetivo, La Galana.
Una vez hayamos disfrutado de la impresionante vista descenderemos nuevamente hasta la pradera situada a los pies del Cerro del Venteadero, donde hacemos un alto para comer y cambiar impresiones. Una vez repuestos, una parte del grupo se dirige de nuevo hacia el refugio por el mismo camino de subida, el resto decidimos hacer la cumbre del Almanzor. El Almanzor es una pirámide aguda de roca que mantiene el suspense del éxito de la ascensión hasta el mismísimo final. Desde abajo no se le aprecian debilidades y hay que ponerse bajo los pies del mismísimo gigante para empezar a verle algún resquicio.

Girando a la izquierda, nos dirigimos hacia el sur por un amplio lomo pedregoso sin apenas pendiente. Cuando el terreno comenzó a subir, nos desviamos a la izquierda (SE), siguiendo unos hitos que rodean el Cuchillar de Ballesteros por ese lado. Caminando entre incómodos bloques y buscando el mejor paso, nos dirigimos a la Portilla de los Cobardes, que permite atravesar la cresta a medio camino de la base del torreón cimero del Almanzor y el extremo norte del cuchillar.

Una vez cruzada la brecha, nos encontramos en una amplia terraza pedregosa colgada sobre las canales que bajan al suroeste del Almanzor. Giramos a la izquierda para rodear la base del pico, contemplando las espectaculares agujas que surgen entre las citadas canales, hasta alcanzar la base de una chimenea que sube a la torre cimera. Ascendimos por la misma, primero caminando por una rampa de piedras sueltas y luego superando grandes bloques, ganando así 30 ó 40 metros. Cerca de alcanzar una horcada que separa las dos puntas de esta montaña, trepamos por un diedro de unos 5 metros a la derecha, marcado con varios hitos, vertical pero lleno de agarres. A la salida del mismo, no nos quedó sino caminar unos metros hacia la derecha, rodeando la cumbre, y superar los bloques cimeros por el lado que da al Cuchillar de las Navajas para alcanzar la reducida cumbre y su cruz (tuvimos que esperar turno para subir).

Una vez que hemos bajado de la cumbre nos dirijimos a la repisa de la cara suroeste. Una vez en ella, la seguimos a la izquierda (SE) para terminar de rodear el pico y alcanzar el punto clave de la otra normal del Almanzor: la Portilla del Crampón. Una vez en dicha brecha, bajamos por su vaguada izquierda (E), tubo estrecho y empinado que se vuelve incómodo sin nieve pues está cubierto de cantos del tamaño de un balón que no se mueven pero donde son fáciles de dar un mal apoyo o un tropezón. Al llegar a un rellano donde confluyen dos tubos, giramos un poco a la izquierda para continuar el descenso, ahora más rápido pues según perdíamos cota las piedras eran más pequeñas y movedizas, facilitando el deslizarse incluso. Llegamos así a la Hoya Antón, desde donde una clara senda con hitos nos llevó al refugio por el mismo itinerario que a la subida.

F O T O G R A F I A
CRISTOBAL POYATO

Página Inicio | Novedades | Sierra Nevada | Pirineos | Picos de Europa | Luque | Barrancos | Axarquía | Act. Grupo M. Tiñosa | Subbética Cordobesa | Sierras de Jaén| Contacto