Circular Sierra de las Nieves

Galería de imágenes

 

Mirador Caucón, Torrecillas Peñón de los enamorados, Mirador Saucillo

Distancia: 22 km
Desnivel de subida: 1230 m
Tiempo: 7 horas
Tipo de terreno: Pedregoso en la mayoría del recorrido. Parte del recorrido discurre fuera de senderos.
Dificultad: Alta

 

Desde el Mirador del Caucón o de Luis Ceballos, tomaremos el sendero de uso público Caucón-Tajo de la Caína, que tras poco más de 2 k.m nos llevará cómodamente a los pies del citado tajo por un preciosos pinsapar en un excelente estado de conservación. La estructura y naturalidad de este pinsapar, junto al aspecto arcaico de esta conífera evoca a este paisaje cierto sentimiento salvaje y primitivo. Impresionan los 300 m del Tajo de la Caína y sus colosales vistas: todo el valle, el Cerro Corona y la Sierra de las Nieves. Seguimos por la Cañada de la Perra para alcanzar cotas de 1.700 en la meseta de Quejigales. Subida, entre pinsapos y quejigos, son los Quejigos de Sierra de las Nieves, o Quercus alpestris. Subimos por la ladera de enfrente del Puerto de los Valientes. Llegamos hasta el Cerro del Chaparral, más o menos en frente de donde veíamos el camino y empezamos a bajar hasta el fondo del valle.
Durante la subida al Puerto de los Valientes perdemos 300 m de altura. Por suerte, el zigzag del camino permitía subir los 700m de desnivel razonablemente bien.
Desde allí hasta el inicio de la subida final a la Torrecilla, el paisaje se alternaba con los pinsapos de las laderas orientadas al Norte, por donde andábamos, con los quejigales de las laderas del frente, orientadas al Sur.
La subida al Torrecilla la hicimos por el camino que parte desde la fuente que hay al pie, el Pilar de Tolox.
La vuelta la hicimos por el peñón de los Enamorados, siguiendo el camino de los Quejigales hasta el Cerro Alto. Después dejamos el camino de los Quejigales y tomamos la bifurcación de la derecha, hacia el Peñón de los Enamorados, pasando por los Ventisqueros, y el Cuco, pasamos junto a la sima de las Grajas que tantas piedras ha acogido en el fondo para ver qué profundidad tiene (son sólo 11 metros hasta la fecha). Nos adentramos en el pinsapar de la cañada del Saucillo hasta el mirador del mismo nombre, desde el podemos contemplar la bahía de Málaga, el valle del Guadalhorce, Sierra Cabrilla y Sierra Prieta e incluso, en días despejados, Sierra Nevada.