RUTA 3 - SEMICIRCULAR (Zuheros-Bailón-Arroyo Moreno-Fuenfría-Zuheros)

 

Este sendero se inicia junto al puente sobre el Bailón a la salida de Zuheros, por una zigzagueante pendiente(3) bien acondicionada que nos lleva a superar más de 100 m. de desnivel en unos 10 minutos, en este recorrido podemos contemplar bonitas panorámicas de Zuheros(8) y la Campiña(7). En la parte más alta llegamos junto a una antigua era. El siguiente tramo desciende ligeramente dejando a nuestra izquierda los tajos del Bailón, coronados por el mirador de la Atalaya denominado popularmente como “Balcón del Coño” por la expresión que se dice la primera vez que uno se asoma a él. Al volver un recodo(9) nos encontramos por primera vez con el río Bailón protagonista indiscutible de esta ruta, caminamos sin prisa, disfrutando de la paz que se percibe en este recóndito lugar, escuchando el murmullo del agua que baja por su lecho(21). En menos de 500 m. cruzaremos su cauce en dos ocasiones más iniciando ahora el ascenso de una pendiente un poco más acusada. Este tramo del cañón está flanqueado por verticales paredes(16) y pronunciadas pendientes de caliza así como infinitas cuevas que quedaron al descubierto por la erosión del río, una de las mayores es la del Fraile, a la derecha de esta cueva se encuentra una bonita zona de escalada(15), regulada por la Junta de Andalucía y que en épocas de cría está totalmente prohibida cualquier actividad relacionada con este deporte. Siguiendo nuestro camino llegamos a un cartel explicativo(14) que nos ayuda a comprender la formación de este cañón. A la izquierda sobre nuestras cabezas también hay equipadas vías de escalada.
A escasos metros volvemos a cruzar el arroyo en su parte más ancha(19), debemos tomar precauciones si el río baja crecido en todos los puntos donde lo cruzamos pero sobre todo en este. Después de subir un repechón llegamos a la fuente de la Mora(22) de agua potable aunque no está tratada, seguimos un poco más y llegamos al último paso sobre el Bailón a escasos 200 m. lo vamos a abandonar para tomar una senda que sale a nuestra izquierda(24) siguiendo el arroyo del Moreno, a partir de ahora la ruta es circular, en este primer tramo debemos prestar atención a los hitos ya que no es un sendero demasiado marcado, no obstante no retirándonos del cauce del arroyo no tiene pérdida(25).
Por estos parajes no será difícil avistar algún jabalí, siempre con el permiso de los cazadores. Al llegar a una alameda(28) podemos ver una caseta blanca junto a otra más antigua, servían para la recogida de agua para la cercana Zuheros. El arroyo ha excavado la tierra entre los álamos dando al entorno un singular aspecto.
Se llega junto a un pequeño corral utilizado en ocasiones para la obtención de miel de abeja por lo que si existen panales en su interior, no debemos acercarnos para no molestar a las abejas por el evidente peligro de picadura que acarrearía, a la derecha de este corral hay una especie de puente(29) para cruzar el cauce, ahora seguiremos por el margen derecho, próximos al cauce en todo momento, al llegar junto a un quejigo, cruzamos de nuevo al margen izquierdo.
En época de lluvia, arroyo arriba nos podemos encontrar con una bonita cascada(31), que debemos sortear por el lado izquierdo para proseguir la marcha, en condiciones normales, podemos seguir por este margen hasta llegar a la pista que conduce desde la carretera de la cueva de los Murciélagos al Poldje de la Nava. Si hacemos el recorrido en estación lluviosa, la zona está anegada por lo que es conveniente seguir por el margen derecho del arroyo bordeado por árboles frutales, al final de estos y ya junto a la pista hay unos álamos que dejaremos a la izquierda para coger la pista hacia la derecha, a 25 m. se encuentra la fuente de la Zarza(34), el agua es potable al igual que todas las que encontraremos a lo largo del recorrido. En épocas de extrema sequía, alguna de estas fuentes puede no tener agua.
Ahora nuestro camino transcurre por pista hasta la fuente de la Fuenfría. Después de dejar la fuente de la Zarza, seguiremos por cualquiera de los dos caminos, aconsejo el de la izquierda de menos pendiente. Al poco, pasaremos junto a un cortijo en ruinas(35) llegando al punto de máxima altitud que alcanzaremos 1090 m. Siempre siguiendo la pista pasaremos junto a un corral de cerdos(36) a escasos metros de una granja en una bifurcación, a escasos metros pasamos junto a otra abandonada, desde aquí ya estamos cerca de la fuente de Rebola(38) (generalmente seca) y la Fuenfría(39), después de descansar junto a esta fuente abandonamos la pista para adentrarnos en un sendero que sale junto al desagüe de la fuente marcado en rojo. En primer lugar pasamos junto a unos álamos y a continuación junto a una encina centenaria de gran porte(40). A escasos metros de esta encina se encuentran las ruinas de lo que debió ser un cortijo privilegiado por su situación(41). El camino transcurre ahora por un espeso bosque formado en su mayoría por chaparros(42) iniciando el descenso de nuevo al río Bailón. Al poco de abandonar esta espesura, se puede ver el Bailón al que bajaremos por un suave sendero en zig-zag para evitar el brusco descenso, de nuevo llegamos al punto de partida de este tramo circular. Regresamos al icicio del sendero siguiendo el mismo camino de la primera parte.

La fauna es de gran valor, destaca la inconfundible silueta del águila real, acompañada por el halcón peregrino, en el cielo sobresale el majestuoso planeo de los buitres leonados, señores indiscutibles de estas Sierras, tampoco es de desdeñar la presencia de mamíferos como jabalíes, jinetas, zorros, musgaño de cabrera, etc.; o también su riqueza ornitológica.
La vegetación de esta superficie protegida, típicamente mediterránea, es rica en encinas y quejigos, dándose también los arces y almeces. Uno de los grandes atractivos del Parque es la existencia de numerosas especies endémicas-ibéricas, béticas, norteafricanas y locales- y de otras cuyas floraciones se suceden a lo largo del año, como los lirios, los narcisos, las peonías o las orquídeas; junto a ellas destacan una serie de arbustos de gran belleza como el lentisco, el acebuche y el majuelo (espino albar) entre otros.
Unos pocos rebaños de cabras y ovejas son los mínimos síntomas que atestiguan la existencia de actividad en esta zona.

 
LA FORMACIÓN DE LA HOZ O CAÑÓN DEL BAILÓN
El cañón u Hoz del Río Bailón muestra una de las más claras evoluciones superficiales de modelado sobre roca caliza. En la Hoz del Bailón observamos paredes verticales de materiales calizo-dolomíticos, que estructuran un cañón que presenta hasta 100 m. de desnivel. Apreciamos aquí el derrumbe de una primitiva cavidad Kárstica, de lo que da buena prueba el cúmulo de grandes bloques que aparecen en el actual cauce del arroyo.
La acción erosiva ha ido dejando al descubierto, según profundizaba el cañón, numerosas cuevas, como las del Fraile, Guitarrilla, Tinaja.
Algunas de ellas han sido refugio del hombre prehistórico. El cultivo de los terrenos próximos, tal como atestiguan algunas terrazas, se desarrollaba con gran dificultad por las pronunciadas pendientes y la escasez de suelo apto para ta agricultura.
La relación entre cultura y naturaleza, la adaptación vital en un medio tan difícil, es claramente perceptible en la soledad actual de este paraje.
Consejos prácticos 
• En verano, llevar agua, gorra y protección solar. No realizar este sendero en las horas centrales del día.
• Llevar calzado adecuado, ropa de abrigo y algo de comida.
• Con lluvia o hielo, el sendero es muy húmedo y en ocasiones resbaladizo.

Haz click para aumentar uno de los mapas

Dificultad: Media

Distancia: 13,0 km.

INICIO | Sierra Nevada | Luque | Barrancos | Axarquía | Act. Grupo M. Tiñosa | Subbetica Cordobesa | Naturaleza | Sierras de Jaén

© C. Poyato 2004